Quiénes somos - Avilegen

Quiénes somos

Mª del Mar Trapero Castro

Presidenta de Avilegen.

Nacida en Sevilla.

57 años. Dos hijos.

Vehemente luchadora contra las injusticias de género e implicada en las causas justas.

Tuvo una experiencia personal dramática de lucha contra las falsas denuncias de género.

Madre y abuela.


José Luis Escañuela Romana (Sevilla, 1964)

Único Abogado en España que ha revocado en el Tribunal Supremo un indulto en democracia. El indulto le fue revocado a María Salmeron .

Medalla de la ciudad de Sevilla.

Medalla al mérito deportivo.

Ha defendido asuntos como:

  • Caso DIONI DE ALMENSILLA.
  • Querella contra Presidente del CSD.
  • Defensa del sector taxi. (Caso Ballesteros). (Desestimacion desalojo Aeropuerto AENA).
  • Más de veintinco años de ejercicio.
  • Especialista en recursos de amparo y de casación ante el Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
  • Ha defendido y asesorado litigios como el Caso Conde o el Caso Guerra.
  • Recurso de amparo contra parcialidad del TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DEL DEPORTE.
  • Abogado de varios Ayuntamientos y Aseguradoras.

Padre con un hijo en custodia compartida.


Art. 9 Constitucion Española.

1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.
2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.
3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

La igualdad de derechos no es una conquista de la ultraderecha sino un valor progresista.
(Artículo 7 Declaración Universal de Derechos Humanos)

Por su parte, el art. 14 de la Constitucion Española establece:
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
El caso más flagrante de la denominada discriminación positiva es la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre de medidas de protección integral contra la violencia de género.

Como afirmara Alfonso Guerra, las deliberaciones del Tribunal Constitucional que justificaron dicha discriminación y las modificaciones polémicas del Código Penal, ha generado la aparición del derecho de autor que ha producido la agravación de las penas para los hombres precisamente por su condición de tales. Resulta inadmisible qué hechos idénticos subsumibles en tipos objetivos del ilícito análogos, puedan ser penados con diferente alcance.

Si en una pelea ambos cónyuges o pareja de hecho produjeren idéntico daño la pena a aplicar al hombre sería superior a la de la esposa.

La regresión de víctimas mortales por violencia de género no ha cambiado de tendencia y sin embargo las medidas punitivas silencian los índices de suicidio así como las víctimas por efectos colaterales esto es los hijos.

La proscripción de la custodia compartida es otro de los efectos perniciosos de la Ley de Violencia de Género la mujer consciente de dicha ventaja legal acudirá a la jurisdicción de género y mientras se dilucida la concurrencia de responsabilidad penal los hijos permanecerán aislados de su padre en una situación que difícilmente el tiempo reparará.

Así pues, la igualdad se ha construido contra los hombres y la Ley de Violencia de Género no ha cumplido sus objetivos.

Podríamos concluir que se está regulando implícitamente un delito de odio sin que se haya paliado la problemática de la violencia.

Todos somos iguales ante la ley y tenemos, sin distinción, derecho a igual protección de la norma.

La discriminación está proscrita y también por la condición de ser hombres no pudiendo prevalecer por razón de sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.

Desde Avilegen y Not Impunity, llevamos peleando contra esta situación discriminatoria desde nuestra fundación.

Hemos conseguido múltiples sentencias de custodia compartida por falsas denuncias.

Hemos tenido que recusar jueces, formular recursos de amparo, promover indultos, y no tenemos miedo a hacerlo por ti.

Nuestra asociación te defiende a ti porque sólo de ese modo se defiende a tus hijos. Seguramente estamos en una inmensa soledad; en un sistema dónde nadie piensa en ti.

Esta asociación no recibe subvenciones públicas sino que funciona con las aportaciones de sus socios.

No estamos vinculados a ningún partido. Es más, pensamos que el valor de la igualdad es necesariamente progresista.

Ningún partido político defiende explícitamente la custodia compartida, ni la derogación de las leyes de género.

Solo nosotros defendemos al colectivo más vulnerable, a los injustamente objeto de falsas denuncias.

Nuestros profesionales están para ayudarte y después te pediremos que tú ayudes a otros que se encuentren en idéntica situación que tú.

Como decía Ihering, el derecho se conquista no se otorga, es un compromiso del individuo con la sociedad.

No nos temblará el pulso en tutela de tu integridad y de tus derechos.

Y nos avalan muchos años de defensa de estos valores en todas las instancias jurisdiccionales.

Si nos necesitas, este es tu lugar, aquí estamos por y para ti; y por y para tus hijos.

Abrir chat